lunes, 16 de enero de 2012

TE ADMIRO MUERTE



Por Germán Valenzuela Sánchez.

Te respeto por estar en la otra orilla de la vida,
por  esperar el momento como lo hace la serpiente,
y siempre  mostrar tus hondos cuencanos a  la partida
cargando tu flaca guadaña, muy puntual y sonriente.

Tienes harto tiempo en éste oficio -se diría que siglos-,
y vagas por todos lados fisgoneando las triquiñuelas
de avivatos que acumulan riquezas, honores y títulos,
 para poder aparentar en éste mundo lleno de gabelas.

Trabajas de día, de noche y a toda hora, sin horario,
como un vigilante eterno con uniforme permanente,
                               a unos los demoras, los esperas, a otros llegas urgente,
y hasta ves las fúnebres urnas terminar en los osarios.

Parca, no haces ejercicio, ni vas al moderno gimnasio
a cuidar tu físico, tu abdomen, ni una rigurosa dieta,
 te conservas bien, huesuda, potente y sin careta,
  fríamente mandas los seres al horno o al cementerio.

¿Qué tal no existieras en la tierra con tu sabia sentencia?
 Este planeta estaría lleno de dinosaurios y rinocerontes,
creyéndose reyezuelos, dueños de la vida,  prepotentes,
y pisoteando, lo divino, lo humano, sin conciencia.

periodistadepiedecuesta@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Registros

Visitas al sitio bersoahoy.com De momento a esta pág:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...